lunes, 27 de noviembre de 2017

La historia de "Buttercup Joe" por Les Penning

Quería compartir con vosotros una curiosa historia en torno a esta canción que descubrí de forma casual, buscando material relacionado con el músico británico Leslie Penning, quien probablemente no sea muy conocido para la gran mayoría, pero sí para los que nos movemos en algunas corrientes musicales, no solamente del folk inglés. Para quien no lo sepa, Leslie Penning es un consagrado intérprete de música folk y ha colaborado en diversas ocasiones con diferentes músicos, entre ellos Mike Oldfield con quien participó en las grabaciones del álbum "Ommadawn" y en varias sesiones entre Penrhos Court y los estudios de Througham Slad en Gloucestershire, lugar de residencia de Mike en aquel entonces, a partir de las cuales se editaron varios singles publicados por Virgin a mediados de los 70 ("In Dulci Jubilo", "Portsmouth", "Argiers", "Wreckorder Wrondo" y un poco más adelante "Cuckoo Song"). Colaboró igualmente con el grupo Echo & The Bunnymen en su segundo álbum "Heaven Up There" de 1981. Más recientemente, y en colaboración con el multi-instrumentista Robert Reed del grupo Magenta, lanzó el que es, hasta este momento, su último trabajo "Belerion" (2016, Tigermoth Productions) y en el que participaron igualmente Phil Bates y Miguel Éngel de la Llave. También participó en el disco "Sanctuary II" de Rob Reed.

Entre las pocas, pero variadas y espaciadas grabaciones musicales que Les Penning, como se le suele nombrar muchas veces, desarrolló y publicó en su dia en solitario, ésta merece mi más atenta consideración, ya no por su rareza, sino por la historia que tiene detrás. Probablemente, fuera de la órbita Oldfield, a Les se le conoce sobre todo por la grabación del single "The British Grenadiers" del sello Polydor (1977) y en la que participaron Colin Crosse a la guitarra y Brian Addis al bajo. Tras ponerme en comunicación con Les acerca del origen de "Buttercup Joe", del cual no se tiene casi ningún dato sobre esta canción en concreto, me cuenta lo siguiente:

"Yo mismo grabé "Buttercup Joe" cuando estuve contratado por Polydor en los setenta. Iba a ser mi segundo single para la compañía, pero, en un estudio próximo al cual yo estaba grabando, había un grupo de personas que se preguntaban qué canción podrían utilizar para un inminente show de televisión. Me robaron mi Buttercup Joe y, por ese motivo, Polydor no quiso publicarlo. En esa grabación, me apoyaban Kevin Westlake con su guitarra y Steve Bingham en el bajo; no recuerdo quién tocaba la batería. Y yo era quien cantaba y tocaba la flauta de pico y timbales."

"La historia detrás de aquella grabación era que, cuando yo tenía cinco años, yo escuchaba la colección de discos de mi abuelo, los de 78 revoluciones por minuto. Algunos de ellos databan de los años 20 y una de aquellas grabaciones era de un sacristán y sepulturero de Burwash en Sussex cantando esta canción (incluso se puede encontrar en YouTube) (NR: Albert Richardson). Es una canción muy antigua, aunque tiene raíces folklóricas con connotaciones musicales. La canción significa mucho para mí, probablemente porque me recuerda a mi abuelo, que fue un soldado en la primera guerra mundial y el hombre más maravilloso y amable que he conocido."

La canción fue rescatada, afortunadamente, pero no existe un lanzamiento oficial que la avale por completo, salvo un bootleg conteniendo ésta y otras canciones de Les en una especie de recopilatorio llamado "Yesterday and Today: The Singles 1975 - 2014". Por ahora, solo existe este video circulando por YouTube, a partir de los masters originales (es un suponer).

miércoles, 22 de noviembre de 2017

David Bedford (feat. Mike Oldfield) - The Rime Of The Ancient Mariner (Live at Queen Elizabeth Hall, 30-04-1975)


De acuerdo con este enlace que acabo de encontrar, se dice que el concierto realizado por David Bedford junto a Mike Oldfield y el coro del Queen's College Girls Choir en el espacio del Queen Elizabeth Hall, se llevó a cabo en el dia 30 de abril de 1975. Extraña que en otras reseñas que he descubierto, tratando de recopilar toda la información posible, manifiesten cierta disparidad o incongruencia a la hora de señalar otra fecha distinta, en febrero de 1979. Mientras en unos pocos sitios dice una cosa, en otros dicen otra bien distinta y esto se presta a una tremenda confusión.

En cualquier caso, hasta que nadie me diga otra cosa, yo creo y pienso, teniendo en cuenta la fecha de publicación del álbum original "The Rime of the Ancient Mariner" por Virgin Records en 1975, que aquel concierto se tuvo que llevar a cabo en aquel mismo año. Me extraña bastante que otros, tal vez sin haber verificado por completo este dato, hayan dado por buena otra fecha bastante posterior, como ocurría en el caso de esta recopilación de datos sobre este CD bootleg. Ojalá se pueda esclarecer este dato, como además me gustaría que alguien me pudiera facilitar más datos sobre dicho concierto, no solo para mi conocimiento sino para el de los demás lectores del blog.

sábado, 8 de julio de 2017

El ocio en Algeciras y la tienda Discos Grammy


Algeciras ya no es lo que era como hace unas cuantas décadas atrás, en cuanto a la calidad de sus productos y de su mercado de ocio. Es triste ver que ese nivel de ocio que disfrutamos antaño ha cambiado por completo la fisonomía de la ciudad, y que sus habitantes ni siquiera han hecho lo posible por mantenerlo vivo de forma constante. Y no me refiero a lo típicamente folclórico, de lo cual yo reniego por completo, porque nunca me he sentido identificado con ese tipo de expresiones culturales, propias de tiempos pretéritos. Me refiero sobre todo a los cines, el teatro, las tiendas de discos de toda la vida, librerías, los videoclubs y hasta incluso aquellos salones recreativos que han existido desde los años 70 hasta bien entrado el nuevo milenio (sobre este tema de las salas recreativas hablaré mejor en otro espacio). Todo eso forma parte ya de un pasado que, tristemente, no volverá, aunque algunos locales aún se resisten a desaparecer como hacen, a duras penas, la librería El Libro Técnico y Discos Grammy, valientes baluartes de lo que fue en otro tiempo el estado de ánimo de sus habitantes, conscientes del interés que existía por la cultura. De eso, apenas queda nada, salvo el recuerdo de algunos de aquellos locales, cerrados a cal y canto, abandonados o convertidos en solares; a excepción de los que acabo de mencionar, pues aún se mantienen a pesar de todo. Hablar de ocio en Algeciras hoy en dia es como querer hablar de una utopía, pues apenas hay ofertas para todos los públicos como las que hubo en décadas anteriores.

En otros tiempos, el esparcimiento era uno de los signos habituales de la vida de una ciudad, cuyos habitantes podían moverse y campar a sus anchas por sus calles y callejuelas en busca de tiendas donde comprar, pasear por sus pasillos llenos de novedades y oportunidades, o callejear y refugiarse a charlar con sus familiares y amigos en alguna tasca, pub o bar mientras se toman un refrigerio. Todo eso se ha reducido a unos cuantos locales de hostelería en la zona del centro y los centros comerciales en el extrarradio. Algeciras ya no es lo que era, y muchos lo saben. Pero, ¿qué hacen para poder cambiar esa triste imagen? Nada..., absolutamente nada. Uno se pasea por zonas donde antes había algo de vida comercial y solo quedan restos de negocios que jamás volverán a recuperarse. Da muchísima pena ver antiguos edificios, signos de un pasado floreciente, reducidos al más absoluto de los ostracismos.

Y aunque nos lo echen en cara desde otros puntos de la península, incluyendo el diario online 20.Minutos ya nos tildó de henchidos de desidia, hace diez años, por la carencia prácticamente absoluta de salas de cine, como las que citaré a continuación, esa misma dejadez de la que parece que nos sentimos "orgullosos" será nuestro "sanbenito" por siempre jamás, hasta que cambiemos nuestra mentalidad y abramos los ojos de una puñetera vez. Aun así, es como si nos resbalase todo y no nos sale del corazón revertir nuestra insalvable decadencia. Y me da hasta vergüenza haber nacido en esta adormecida ciudad, por no llamarla ciudad de zombies.

En fin... corramos un tupido velo y hablemos de ciertos detalles que conviene recordar a los presentes lectores del blog.

EL CINE Y EL TEATRO

La oferta cultural cinematográfica en los años 60, 70 y 80 la imprimían muchas veces en prospectos u hojillas de difusión gratuita ofreciendo la cartelera de cines, repartidos éstos por diferentes locales y quioscos del centro siempre bullicioso de gente casi a diario, y que con ellas después en casa decidíamos qué película podíamos ver en esa semana. Aquellos prospectos se iban renovando puntualmente cada dia o cada semana, en función de cómo iban evolucionando los tiempos, con nuevas ofertas en películas de rabiosa actualidad, o manteniendo otras según el nivel de popularidad de algunos títulos en concreto.


 
Aún sigo recordando sus nombres:

- Cine Delicias; un cine de verano y emplazado junto al Cine y a su vez Teatro Florida. El problema que tenía era que junto a ella había una vía de tren y no era de extrañar no enterarse de nada durante los minutos que transcurrían a cada paso de una locomotora con varios vagones. A pocos metros más adelante, subiendo la calle Agustín Bálsamo, estaba la estación municipal de trenes. La historia hizo que se le recuerde no solo por su fachada, sino por el buen ambiente que se vivía en él, pese a la inconvenciencia del sitio elegido por su cercanía junto a una estación de ferrocarriles.



- Cine Terraza. No hay apenas información sobre este local ubicado, creo recordar, dentro del área de la Bajadilla y fue otro cine de espacio abierto, ideal para las épocas estivales, salvo error (igual puedo confundir estos datos con los del cine España.) No tengo muchos recuerdos de aquel espacio, pero alguna vez fui allí con mis padres. Recuerdo al menos pensar que fue allí donde estrenaron "E.T. el extraterrestre" y lo viví como una gran experiencia.

- Cine Sevilla: otro cine de verano al descubierto haciendo esquina con la misma Avenida Blas Infante y la calle que le da nombre. A ella iba mucho con mis padres cuando era un crío. Desapareció una vez entrados los 80. Hoy en dia, no queda nada de aquel emblemático cine. En su lugar, se erigió desde la actual Plaza Neda hasta un complejo de viviendas.

- Cine Fuente Nueva. Fueron muy pocas las veces que fui a este cine ubicado cerca del área del Secano y casi al lado de la Bajadilla. Una película que sí recuerdo, junto con varios amigos, fue un thriller titulado "Los ojos de un extraño", estrenada en 1980. Me impactó cierta escena y la sigo recordando aún desde entonces. De hecho, en YouTube se puede ver la misma.

- Cine Lis: Sito en plena calle Sevilla, el cine Lis fue un referente del ocio en la ciudad durante 17 años. Abrió el 19 de marzo de 1980 con la proyección de la película El Lago Azul protagonizada, como algunos recordarán, por la bella Brooke Shields. Su aparición fue un boom ya que el local estaba equipado con una moderna infraestructura. Fue la primera de Algeciras con proyector de platos. La empresa Gómez Reyes fue la dueña de este cine. Su última proyección tuvo lugar el 13 de mayo de 1997, aquel día ofreció el filme Tesis, de Alejandro Amenábar. Posteriormente, y aunque no recuerdo cuál fue la verdadera causa, se ordenó su demolición, volviéndose a levantar un nuevo edificio, años después, manteniendo la esencia del antiguo, pero en sus instalaciones se ha abierto un local de hostelería y restaurante. Entre su variada oferta cinematográfica, había sitio para las películas fantásticas y de terror de serie B: "Re-sonator", "Viscosidad (The Incredible Melting Man)", "La casa del terror" o "The Blob (El terror no tiene forma)" eran algunas de las cintas que se podían ver en su amplia sala de butacas. No llegué a verlas. pero las recuerdo por la cartelería colocada en los expositores exteriores.

- Cine Mirador.

- Cine España. De estos cines, no tengo muchos recuerdos porque no llegué a estar en ellos, pero sé que existieron, tras investigar un poco por la red.

- Cine Almanzor: un clásico de la ciudad, cerrado en los 70 por una mala administración de su finca. Era muy frecuente ver colas de gente por entrar en su sala de butacas, según qué clase de películas.


 - Cine Avenida: Estaba situada en plena Avda. de las Fuerzas Armadas (entonces no se llamaba así). Este cine tuvo dos ubicaciones:
  1) La primera era un solar que quedaba entre el edificio de los militares y el edificio de la policía nacional, siendo la pantalla del cine la pared de la policía. En este cine también se celebraban, en temporadas cortas, combates de boxeo.
  2) La segunda ubicación del Cine Avenida fue en los bajos del Edificio Gallego que estaba en la misma avenida; este edificio estuvo parado en su construcción durante algún tiempo y los propietarios aprovecharon esta estructura para montar el cine en el patio interior del edificio, con una particularidad, que si llovía te podías refugiar en los bajos del edificio que circundaban todo el patio. Cuando se reiniciaron las obras, el cine desapareció, convirtiéndose su interior en lo que llegó a ser un bingo, pero por las pérdidas y falta de negocio se clausuró. Desde entonces y hasta hoy, no se ha vuelvo a abrir ese local para nada en absoluto ni hay visos de reconversión en otra clase de negocio.

- Multicines Magallanes: se abrieron a poco de empezar la década de los 80 y su oferta cinematográfica se repartía entre sus dos únicas salas. Recuerdo haber visto allí, por ejemplo, "El Gran Tiburón" (más tarde, Tiburón 3) con esas gafas estereoscópicas para los efectos tridimensionales de un filme algo pasable, entre otras ofertas del momento y hasta bien entrados los años 90. Con el cierre de los cines, y tras una larga temporada sin actividad, el local acabó convirtiéndose en un casino... Triste final.

 
- El espacio de los Multicines de Las Palomas. A este nuevo local fui en pocas ocasiones, pero dada la lejanía del mismo, lo hacía bien por mediación de otras personas o en autobús. Dada su número de salas, había para elegir, pero la gran distancia hizo que fueran pocas las ocasiones que asistí a ver alguna película, como por ejemploo "Star Wars I - La Amenaza Fantasma", una de la últimas películas que vi en un cine. La mala educación de unos cuantos gamberros hizo que no disfrutara de la misma al máximo.

- Cines Baluarte: Junto a la plazoleta abierta pocos meses atrás más sobre las dos plantas de aparcamiento del Parking Sur de Europa y sendas plantas para garajes privados, y que me pillaba justamente detrás de casa. Tenía dos salas, algo más pequeñas que las que había visto anteriormente en otros lugares y recuedo haber visto solamente una película. Probablemente, "Eraser" con Arnold Schwarzenegger. Sin embargo, y como otros cines que paulatinamente iban cerrando por falta de público, no duró mucho tiempo; algo más de un año para pasar a otras manos y ofertando otra clase de locales, desde un centro de estudios, hasta convertirse en la actualidad en una discoteca o sala de fiestas (la cual, dicho sea de paso, está planteando serios problemas a los vecinos residentes a su alrededor los fines de semana, salvo en verano que afortunadamente cierran.)

Ocasionalmente, el espacio abierto del Parque María Cristina ha sido objeto también para la ubicación de un pequeño cine de verano en sus instalaciones, sobre todo a finales de los 90. Y alguna vez se volvió a recuperar ese mismo espacio en épocas muy recientes. El año pasado, por cierto, el ayuntamiento quiso que el cine regresase de alguna forma, y lo hizo usando la misma plataforma de la playa del Rinconcillo para tal fin durante los meses de julio y agosto, emitiendo un dia a la semana una determinada película, tolerada para todos los públicos.



Y con el teatro pasaba lo mismo, el único que teníamos y aún seguimos manteniendo, pese a sus muchos avatares, era y es el Teatro Florida. Muchas veces, el cierre de esos cines fue, por desgracia, a causa de la mala gestión e incompetencia de sus respectivos alcaldes en los años en que estos locales fueron desapareciendo. Pero la principal razón de su desaparición también habría que encontrarla en las alternativas a los cines tradicionales como los canales temáticos de cine en casa, internet y los videoclubs, si bien éstos iban a desaparecer también con el paso de los años, "gracias" precisamente a las nuevas ofertas tecnológicas y plataformas digitales.



Yo no viví la época de esplendor de estos cines y por fotografías antiguas llegué a saber de la existencia del imponente Cinema Casino, a pocos metros del Cine Almanzor, en dirección hacia la antigua plaza de toros de La Perseverancia, donde mucho tiempo después se alzarían las varias etapas del centro comercial Plaza Andalucía. Todos y cada uno de ellos, salvo el Florida, fueron pasto del olvido y la indiferencia de sus habitantes y regidores municipales, con la llegada de internet, los videoclubs y posteriormente plataformas digitales de pago como las que conocemos hoy en dia. Aun hoy, es posible que el recuerdo sobre aquellos emblemáticos cines aún siga perdurando, pero con la nostalgia no vamos a revivirlos, a no ser que alguien sea consciente de que la carestía de esta clase de edificaciones dice mucho de nuestra "curiosísima" idiosincracia, unida a una falta de interés o desmotivación de sus ciudadanos por la cultura, ya no digo solamente cinematográfica, sino en general. Y no creo que achacar esa indiferencia por la cultura sea culpa de la crisis que vivimos, sino por esa terrible falta de educación cultural que se tenía que haber impuesto desde muchos años atrás como asignatura escolar e incentivarla entre nuestros niños, jóvenes y sobre todo adultos. 

No hemos hecho nada, en absoluto, y ahora intuyo que nos da absolutamente igual que no existan más cines dentro de Algeciras, conformándonos con la oferta de otras localidades y el Multicines Odeón en el polígono industrial y comercial de Palmones, a seis kilómetros saliendo de Algeciras. Un mal menor, pero todo un inconveniente para los que no tenemos vehículo propio, y peor aún cuando veo que ni siquiera hay líneas de autobuses que paren justamente frente a los locales de ese multicines o hagan su recorrido por todo ese parque comercial inundado de tiendas, locales de esparcimiento y comidas, hasta grandes almacenes de todo tipo: Leroy Merlín, Burger King, McDonald, Carrefour (antiguamente, Continente) y tantos otros. Y sí, algunos me dirán, "pero es que ahora tenemos Netflix, HBO, Movistar Total, Vodafone-ONO con buenas ofertas de videoclub y hasta YouTube para ver lo que queramos", pero no es lo mismo. Se ha perdido por completo la experiencia de vivir el cine en un cine de verdad. Y eso es lo triste.

COMPRAR DISCOS

Y cuando nos apetecía comprar música que escuchar en casa, en nuestros tocadiscos o equipos modulares con un juego de altavoces de buena potencia, entonces las opciones eran varias. Cuando ya tenía uso de razón y había dado el estirón por completo, en mi cambio de la adolescencia a la adultez, hasta ese momento, varios eran los sitios a los que me acercaba de forma ocasional y cuando me lo podía permitir con mi paga semanal, a comprar mis discos del momento: por aquella época, aún se podían encontrar vinilos en tiendas como Almacenes Mérida, Europrix, Discos Fillol, Sonovox y Pajupete; y hasta es posible que en la recordada tienda Martín Sevillano, en Calle Ancha, traían algunas novedades musicales, entre tanto electrodoméstico, aunque esa parte la recuerdo vagamente. Sin olvidarme, claro está, de las famosas Galerías Villanueva, que ocupaban varias plantas de todo un edificio de aspecto señorial y donde cabía casi de todo. En esa ubicación es donde reside actualmente la delegación de la Junta de Andalucía y varios locales adyacentes.


Cuando supimos en casa de la apertura de unos grandes almacenes llamado Continente, saliendo en carretera hacia el polígono industrial de Los Barrios, junto a Palmones, imaginé que en un lugar donde se podría comprar de todo, también podría haber un espacio dedicado a la música y los discos.

Empecé a frecuentar las tiendas más o menos en la época en la que mi interés por la música me la fueron traspasando mis hermanos con sus discos, influenciado sobre todo por algunos de los LPs que tenían. A veces, iba a estos lugares solo o con algunos amigos del colegio a ver los discos; en principio, los que no podíamos comprar, a veces por cuestionarnos si nos sería posible esperar una mejor ocasión para adquirir ese disco que estaba frente a nosotros con cierto aire de masoquismo. Si no lo habíamos comprado aún era sólo por circunstancias ajenas a nuestra voluntad, pero en algún otro momento y con mejor situación económica habría sido mío o de alguno de ellos.

Mucho más tarde, con la apertura de la primera etapa de la galería comercial Plaza de Andalucía, se instaló en su planta inferior, junto a otros locales comerciales, uno dedicado a la venta de discos y también había un buen material que curiosear, cosa que hacía muy de vez en cuando, viendo tanto vinilos, cassettes y CDs. Desgraciadamente, aquella tienda cerró al cabo de prácticamente un año. Otro local, abierto durante apenas año y medio, Disco Precio, y dedicado tanto a venta de novedades como compraventa de material de segunda mano, se estableció en la misma calle Pablo Mayayo, a mitad de la primera década del nuevo milenio, muy cerca de donde vivo. De nuevo, algo de suerte, viendo cómo se presentaba el panorama, pero cuando este local cerró, me entró por dentro una pena enorme. Había vinilos y CDs de diferentes estilos y géneros, mayormente a muy buen precio. De nuevo, me sobrevino la pesadumbre ante el cierre de un local al que tenía cierta estima, pero aún quedaba otra tienda, que aguantaba estoicamente el declive de este sector.

DISCOS GRAMMY, UN OASIS ENTRE TANTA MEDIOCRIDAD

Volvamos atrás; a mediados de los 80. En esa época, encontré un nuevo local que despertaba a un nuevo amanecer en esto de las tiendas de discos. Su nombre no podía ser otro que Discos Grammy, en plena Avenida Blas de Infante y casi enfrente del Parque María Cristina. Entonces eran dos las personas que lo regentaban y en ella se podía comprar desde complementos para equipos y sistemas de audio, hasta pósters de cine y, por supuesto, tanto ofertas descatalogadas como las novedades del mercado en los clásicos formatos de vinilo, cassette y CDs. Su apertura tuvo lugar allá por mediados de los 80.


Cuando otras tiendas cerraban, ésta era el único lugar en la ciudad a la que me acercaba ocasionalmente buscando novedades de mis grupos y artistas favoritos. Unas veces, adquiría un LP o una cinta audiocassette y otras el CD, si la ocasión lo permitía.

Es toda una superviviente en una ciudad como Algeciras en la que muchos locales de ocio mantenidos por una o varias personas apenas sobreviven en la actualidad. Es un reducto donde aún puede encontrarse novedades, y ocasionalmente, y a petición del cliente, solicitarlas por teléfono tan solo indicando al actual propietario lo que le interesa, tanto entradas como alguna novedad en CD o DVD. Sobrevive gracias a las ventas de entradas de eventos culturales, mayormente conciertos, que se celebran en la comarca, no solo Algeciras sino en otras localidades cercanas; y apenas ganan con las pinguas ventas de CDs físicos, cuando hoy en dia casi todo el mundo usa un iPod o reproductor musical digital en casa. Hoy en dia, casi todo lo que hay en esta tienda ha quedado relegado a un segundo plano de atención y solo los curiosos van buscando algo en particular, normalmente a un precio más rebajado de lo habitual. Por supuesto, las novedades del mercado mandan y mucho. También hay espacio para DVDs, videojuegos y cierta clase de memorabilia. Incluso un panel con cintas de cassette perdura en uno de sus pasillos.

Con la reencarnación en ventas de los discos de vinilo, éstos han vuelto al local, pero en pequeñas cantidades. Gracias a este resurgimiento, pude comprarme unos cuantos álbumes, pero no son los que van dentro de estas bolsas... Ésta es una foto de las que pude encontrar en la red, como muestra de su actual actividad.


Su actual dueño, Alfonso, pese a los problemas que le plantean la falta de ventas de lo que era en un principio el objetivo primigenio de Discos Grammy, le pone al mal tiempo buena cara y afronta, no con ciertas dudas razonables, el futuro de su local con muy buena filosofía. Ojalá tengamos Discos Grammy para rato, mientras dure. 

Una ciudad con más de 110.000 habitantes no se merece este vituperio por mi parte y ojalá les sirva de acicate para despertar de su más que demostrada muermez.

sábado, 8 de abril de 2017

La Tierra De Las Mil Músicas

Tal vez para algunos de nosotros nos resulte familiar este titular. Unos los podrán asociar a diferentes cosas, a un programa de televisión presentado por el desaparecido y recordado disc jockey Joaquín Luqui que se emitió en 2005, e incluso a algún que otro recopilatorio de nombre similar. Pero no van por ahí los tiros, aunque la cosa va más bien sobre un programa radiofónico de Radio Nacional de España (RNE) que tuve oportunidad de conocer entre los años 2000 y 2001, fechas de su emisión. Un programa que fue conducido con bastante eficiencia y simpatía por quien era entonces su presentadora Beatriz Pecker, quien sería un tiempo después la directora de contenidos de Radio 3 de RNE. A ella la recordamos sobre todo por haber presentado durante una etapa de su dilatada carrera otro programa musical, en la primera cadena de TVE, llamado "Rockopop".


"La Tierra de las Mil Músicas" fue un programa que se emitía todos los dias de lunes a viernes entre las 3'00 y las 4'00 de la tarde, en Radio 1 de RNE, y su contenido era eminentemente musical y bastante ecléctico en cuanto a estilos, que iban desde el pop-rock más comercial a las baladas de corte clásico. Cabía de todo un poco: blues, rockabilly, canciones incluidas en bandas sonoras de películas, indie, rock, World Music... y lo que me atrajo de aquel programa, aparte de aquellas canciones, era lo que Beatriz aportaba entre tema y tema; algún comentario más o menos trascendente sobre lo que acontecía en esos dias de radio. Aquel programa me acompañaba casi siempre que podía, después de comer y como acompañamiento a mis horas de asueto o de estudio.

La posibilidad de que incluso los mismos oyentes dirigieran cartas a la emisora proponiendo canciones para su emisión en el programa era otro de sus atractivos. Yo envié una precisamente solicitando si era posible escuchar en élla la famosa y tan tarareada canción de los Monty Python "Always Look on the Bright Side of Life" y llegó a manos de la presentadora que leyó parte de ella.

"Si es que los Monty Python son tan humanos". Fue una frase que recordaré siempre, que yo escribí en esa carta y fue mencionada en el programa. Desde aquí, mando un beso muy grande a Beatriz Pecker, esté donde esté.

He creado la siguiente playlist con varias canciones de las que recuerdo fueron emitidas en el transcurso de aquel mítico programa. ¿Posibilidad de escucharlo de nuevo por medio de podcasts? Al archivo de RTVE les llegué a preguntar sobre el rescate y posterior guardado en digital de todas aquellas emisiones y me llegaron a decir que tal vez sería posible, aunque con tanto material como disponen en su extensísimo archivo sería muy complicado rebuscar entre todo el material radiofónico almacenado en esa época, si bien no descartan tal posibilidad llegado el momento.


domingo, 12 de marzo de 2017

Terry Oldfield - Spiral Waves (demo version, 1977)

Grabación realizada por el propio Terry Oldfield durante su estancia en una remota casa de campo en Gales, hacia el año 1977, con una grabadora TEAC de cuatro pistas. Según el propio músico, con este tema dio comienzo su larga carrera como compositor e intérprete en el campo de la World Music o nuevas músicas. Un documento sonoro inédito hasta la fecha que, de la misma manera que Terry lo ha compartido en las redes sociales, he querido hacerlo yo también a través de este mismo blog. Seguro que a los aficionados al género les podrá interesar sobremanera.


En mi colección: "Pres" And Teddy - All Of Me / Taking a Chance on Love (EMI-Columbia, 1958)

Artista/Grupo: Lester "Pres" Young & Teddy Wilson Quartet
Formato: E.P.
Velocidad reproducción: 45 rpm
Sello: Columbia
Edición: Reino Unido
Fabricante: E.M.I.
Año publicación: 1958
Nº catálogo: SEB 10099

Canciones:

A. All Of Me (Simons - Marks) (5:10)
B. Taking a Chance on Love (Duke - Latouche - Fetter) (5:14)

Fichas de ambos artistas, extraidos de la Wikipedia (he soslayado su traducción, para no descontextualizar su contenido):

Lester Willis Young (August 27, 1909 – March 15, 1959), nicknamed "Pres" or "Prez", was an American jazz tenor saxophonist and occasional clarinetist.

Coming to prominence while a member of Count Basie's orchestra, Young was one of the most influential players on his instrument. In contrast to many of his hard-driving peers, Young played with a relaxed, cool tone and used sophisticated harmonies, using what one critic called "a free-floating style, wheeling and diving like a gull, banking with low, funky riffs that pleased dancers and listeners alike".

Known for his hip, introverted style, he invented or popularized much of the hipster jargon which came to be associated with the music.


Theodore Shaw "Teddy" Wilson (November 24, 1912 – July 31, 1986) was an American jazz pianist. Described by critic Scott Yanow as "the definitive swing pianist", Wilson's sophisticated and elegant style was featured on the records of many of the biggest names in jazz, including Louis Armstrong, Lena Horne, Benny Goodman, Billie Holiday, and Ella Fitzgerald. With Goodman, he was one of the first black musicians to appear prominently with white musicians. In addition to his extensive work as a sideman, Wilson also led his own groups and recording sessions from the late 1920s to the 1980s.



 



Si te gusta el jazz de sesión, intenta escuchar el álbum del cual provienen estas dos joyas, titulado con el nombre de sus artistas y publicado por Verve en 1957 (ver su ficha en Discogs). Es una maravilla.

viernes, 10 de marzo de 2017

Recomendaciones libros: Vinilos (Lunwerg, 2017)


Esta semana he tenido la suerte de comprarme este libro que reúne una nutrida selección de las mejores portadas de discos de todos los tiempos, en total 242. Editado originalmente en 2012 por Le Martinière, siendo sus autores Richard Gouard, Christophe Geudin y Grégory Bricout, llega justamente ahora su reedición actualizada, bajo la tutela de Editorial Planeta, junto con el prólogo de Pablo Sycet que ya se incluyera en su primera edición, ésta con otra presentación.
Vinilos propone una amplia selección de álbumes esenciales (Pink Floyd, Rolling Stones, Led Zeppelin, David Bowie...), junto a numerosas rarezas (Blonde on Blonde, Sir Lord Baltimore...) y desplegables originales.

Incluye retratos y conversaciones inéditas mantenidas especialmente para el libro con grandes diseñadores del universo del disco (Mick Rock, Roger Dean, Rodney Matthews, el colectivo Hipgnosis, Huart & Cholley, Peter Saville), y cuenta con la colaboración inédita de Ian Anderson (Jethro Tull) y Jon Anderson (Yes).
La nueva edición de este libro ilustrativo está ya disponible a la venta, desde este mismo mes, tanto en librerías como en centros comerciales, al precio recomendado de 29,50 euros. Si no encuentras tu copia en tu ciudad, puedes preguntar por una en Planeta De Libros o en la Casa del Libro, ó bien consultar con la editorial tanto en Facebook como en Twitter.

Una compra recomendable si eres un gran apasionado de la música o coleccionista.

jueves, 16 de febrero de 2017

Graduación de vinilos y CDs en anuncios de compra-venta

No existe una regla básica a la hora de graduar o valorar el estado de un álbum o sencillo cuando vayamos a ponerlo en venta en alguna página de compraventa online (eBay, MilAnuncios, Todocolección, etc.) o en la sección de anuncios por palabras de algunos medios escritos (la longeva revista inglesa Record Collector se lleva la palma en este sentido), pero según se viene determinando desde hace muchos años, con el fulgor del coleccionismo de vinilos a partir de los años 70 hasta hoy, se vienen usando unos acrónimos, procedentes de sus palabras principales en inglés: M, NM, EX, VG y G, como se explican a continuación, como indicativos de las condiciones en las que puede estar un disco de vinilo o CD.

Dicho análisis lo hallé de la misma sección de Ayuda de Discogs, pero para vuestra comodidad, he querido copipastearlo a continuación (el contenido se puede compartir, siempre que se cite la fuente. En este caso, Discogs.) Las graduaciones solo afectan a los discos editados en vinilo y en CD.

Para las cassettes, hay otra vara de medir y ya no solo depende del estado físico (las cajas, si se estropean, pueden ser fácilmente reemplazables), sino también de que el material grabado en ellos aún mantenga su calidad o la haya perdido irremediablemente, bien por un inadecuado uso y conservación del formato, bien por el simple paso de los años. En este caso, no hay una norma a seguir, sino se deja en manos del propio vendedor la responsabilidad de vender este formato en las condiciones en que esté. También se incluye que la propia carátula de la cinta esté en unas condiciones mínimas (de VG como mínimo, hasta la máxima posible, en perfecto estado, M) para ser puesta a la venta.

NOTA: Las cajas Jewel estándar no están clasificadas en una condición determinada, ya que pueden ser reemplazadas por otras nuevas, salvo las que pertenezcan a un determinado sello (los CD de Warner, por ejemplo, suelen llevar sobreimpreso en relieve el sello de la compañía en la parte frontal, o en otros casos usar una etiqueta adhesiva de la compañía o una de sus promociones).

Esta entrada está sujeta a futuras modificaciones en dias venideros.


Mint - nuevo, sin usar (M)

Vinilo: Absolutamente perfecto en todos los sentidos. Ciertamente nunca se ha reproducido, posiblemente incluso todavía sellado. Debe utilizarse con moderación como condición, si se usa en absoluto.

CD: Perfecto. No hay desgastes / rasguños, sin reproducir - posiblemente todavía sellado.

Cubierta / Contenido / Folleto / Portada / Digipak: Perfecto. No hay desgaste, marcas, o cualquier otra imperfección - posiblemente todavía sellado.
---------

Near Mint - casi nuevo (NM o M-)

Vinilo: Un disco casi perfecto. Muchos comerciantes no van a dar una calificación más alta que esta, implicando (tal vez con razón), que nunca hay un disco verdaderamente perfecto. El disco no debe mostrar signos evidentes de desgaste. Un 45 RPM o una cubierta EP no deben tener más de los defectos más leves, como el desgaste del anillo casi invisible u otros signos de una ligera manipulación. Una cubierta LP no debe tener arrugas, pliegues, hendiduras costura u otros defectos similares notables. No debe haber agujeros tampoco. Y, por supuesto, lo mismo debería ser cierto para cualquier otro contenido, como carteles, portadas, folletos de letras y similares. Básicamente, un LP en el estado casi nuevo debe parecer como si acabara de traer a casa de una tienda de discos y solo se le ha quitado la envoltura. Casi nuevo es el precio más alto que aparece en todas las guías de precios Goldmine. Cualquier cosa que supere esta condición, en opinión del comprador y el vendedor, vale mucho más que el valor más alto de libros de Goldmine.

CD: Cerca a perfecto. No hay signos evidentes de uso -se pueden haber reproducido-, pero se han manejado con mucho cuidado.

Cubierta / Contenido / Folleto / Portada / Digipak: casi perfecto. Sin desgaste obvio, puede tener sólo la más mínima de las marcas de la manipulación.
---------

Excellent - bastante bueno (EX)

Vinilo: El disco puede tener algunas imperfecciones bien visibles, pero sigue manteniendo intacto todo lo demás. Pequeñas arrugas, un ligero desgaste de la funda exterior por desgarro de una simple pegatina de compra adherida a la misma, la etiqueta de un coleccionista. Algunos signos de suciedad que pueden ser perfectamente limpiados con productos que no dañen la carpeta ó con un simple paño.

CD: El disco está bastante cuidado y no tiene imperfecciones visibles. Aunque parezca como nuevo, se pueden apreciar varios signos de suciedad como manchas de piel o huellas dactilares sobre la superficie del disco. Conviene siempre manejar cualquier CD con cuidado de no ensuciarlos con nuestras propias manos. Polvo acumulado fácilmente limpiable con un paño adecuado.

Cubierta / Contenido / Folleto / Portada / Digipak: Con leves desgastes en su superficie -algún resto de adhesivo que puede eliminarse con igual cuidado, raspaduras, arañazos, rozaduras- pero que solo son apreciables si se observa todo detenidamente. 


Very Good Plus - más que muy buena condición (VG +)

Vinilo: En general vale el 50% del valor de Casi Nuevo. Un disco VG + mostrará algunos signos de que ha reproducido pero por otra parte será evidente que un dueño anterior tuvo buen cuidado de él. La superficie del disco pueden mostrar algunos signos de desgaste y pueden tener rozaduras leves o rasguños ligeros que no afecten las experiencias propias de escucha. Deformaciones leves que no afectan el sonido son aceptadas. La etiqueta puede tener cierto desgaste, anillo o decoloración, pero debe ser apenas perceptible. El agujero central no se debe haber deformado por la repetida reproducción. Sobres de imagen y sobres interiores del LP tendrán un ligero desgaste, esquinas ligeramente notables, o una ligera fractura. La cubierta del LP puede tener leves signos de desgaste también y puede estar desfigurada por un agujero, hendidura o una esquina que indica que fue tomada fuera de la impresión y se vende con un descuento. En general, si no fuera por un par de cosas que estan mal con él, sería casi impecable. Todos los coleccionistas, a excepción de los coleccionistas de discos casi nuevos, encontrarán un disco VG + altamente aceptable.

CD: Unos menores desgastes / rayones. Este se ha reproducido, pero ha sido manejado con mucho cuidado - y ciertamente no ha sido abusado.

Cubierta / Contenido / Folleto / Portada / Digipak: desgaste leves, marcas, muescas, que posiblemente pueden tener un agujero (o similar).
---------

Very Good, muy buena condición (VG)

Vinilo: En general vale el 25% del valor de Casi Nuevo. Muchos de los defectos encontrados en un registro VG + serán más pronunciados en un disco VG. Ruido de superficie será evidente al reproducir, sobre todo en los pasajes suaves y durante la intro y el desvanecimiento de una canción, pero no dominará a la música de otra manera. El desgaste del surco comenzará a ser notable, al igual que con los rasguños ligeros (lo suficientemente profundo para sentir con una uña) que afectarán al sonido. Las etiquetas pueden estar desfiguradas por un escrito, o puede tener cintas o pegatinas (o sus residuos) adjuntas. Lo mismo se podrá decir del sobre de imagen o cubierta del LP. Sin embargo, no tendrá todos estos problemas al mismo tiempo, sólo dos o tres de ellos. Las guías de precios de Goldmine con más de un precio, mostraran VG como el precio más bajo. Este, no el precio de Casi Nuevo, debe ser tu guía al determinar el valor de un disco, ya que ese es el precio que un comerciante normalmente paga por un disco casi nuevo.

CD: Bastantes desgastes ligeros / rayones o varios rasguños más pronunciados. Este, obviamente, se ha reproducido, y no se ha manejado con tanto cuidado como un VG +.

Cubierta / Contenido / Folleto / Portada / Digipak: Más de desgaste, marcas, muescas que un VG +. Puede tener un ligero desvanecimiento, un pequeño desgarro / roto, o algún escrito.
---------

Good - buena condición (G) / Good Plus - más que buena condición (G +)

Vinilo: En general vale el 10-15% del valor Casi Nuevo.¡Bueno, no significa malo! Un disco con buena o más que buena condición se puede poner en un tocadiscos y se reproducirá sin saltos. Pero éste va a tener ruido, rasguños de superficie significativos y desgaste de surco visible (en un disco de estireno, el surco comienza a ponerse blanco). La cubierta o funda tendrá divisiones, especialmente, en la parte inferior o en el centro. Cinta, escritura, desgaste del anillo u otros defectos comenzarán a acumularse en el artículo. Si se trata de un artículo común, es probable que encuentres otra copia en mejor forma con el tiempo. Deberías pasar. Pero, si es algo que has estado buscando durante años, y el precio es correcto, adquiérelo... pero sigue buscando uno en mejor estado.

CD: Hay un montón de desgastes / rayones. Sin embargo, todavía se reproduce sin problemas. Este no ha sido manejado con mucho cuidado en absoluto. Cubierta / Contenido / Folleto / Portada / Digipak: Bien usado, marcado, muescas más obvias, la decoloración, la escritura, más que un VG - posiblemente con desgarros / rotos más significativos. Poor, mala condición (P), Fair, condición pasable (F) Vinilo En general vale 0-5% del precio Casi Nuevo. El disco está agrietado, muy deformados, y no se reproduce sin saltos o repetirse. El forro de la imagen puede estar dañado por agua, dividido en las tres costuras y fuertemente deformado por el desgaste y escritura. La cubierta del LP apenas mantiene el LP en su interior. Los bolsillos interiores estan totalmente divididos de la costura, arrugados y tienen escritos. A excepción de los discos increíblemente raros de otro modo inasequibles, los discos en esta condición no deben ser comprados o vendidos por más de unos pocos centavos cada uno.

El CD (si está incluido) puede o no puede reproducir algunas o todas las canciones. Véase los comentarios del vendedor para obtener más detalles.

Cubierta / Contenido / Folleto / Portada / Digipak: Muy desgastado. Puede tener escritura obvia en él, puede ser arrancado / desgarrado, o estar significativamente desvanecido, o dañado por agua.

sábado, 28 de enero de 2017

En mi colección: July - Mi payaso (My Clown) / Dandelion Seeds (Sonoplay, 1968)

Artista/Grupo: July
Formato: Sencillo
Velocidad reproducción: 45 rpm
Sello: Major Minor
Edición: España
Fabricante: Sonoplay
Año publicación: 1968
Nº catálogo: SN-20119

Canciones:

A. Mi Payaso (My Clown) (T. D. Newman) - 3'26"
B. Dandelion Seeds (T. D. Newman) - 3'25"

Un disco muy buscado y apreciado por los coleccionistas y bastante difícil de encontrar, tanto como la edición británica original bajo el sello Major Minor (nº catálogo original, MM-568). Suele alcanzar precios muy elevados en algunas páginas de compra-venta. Esta copia que pude conseguir con bastante suerte, no obstante, tiene algún "arreglo" no muy bien hecho en su funda por la parte de atrás (que algún otro usuario que lo hubiese tenido pegó la pestaña superior dejándola hacia fuera, en lugar de adentro), pero ahora mismo es una pequeña joya en mi colección particular. Ambas canciones son las que inician el álbum homónimo del grupo formado por Tom Newman (compositor, cantante, fabricante de guitarras, productor e ingeniero de sonido para muchísimos artistas y grupos, muchos de ellos reconocidos: Natasha England, Mike Oldfield, Robert Reed (Magenta), Stephen Caudel, Hatfield and the North, Doll By Doll, etc.), Tony Duhig (separado del grupo pasado el año 1969), Chris Jackson, Alan James y Peter Cook. Menos Tony Duhig, los demás siguen perteneciendo a esta legendaria banda.

July era una banda de rock psicodélica fundada en Ealing, Londres, y ha permanecido activa entre 1968 y 1969, teniendo al cabo de los años una particular resurrección hacia el año 2013, realizando varias giras por diversas ciudades y llegando a tocar en España y publicar un nuevo single "Linear Thinking" y varios meses después su último álbum hasta la fecha "Resurrection", un CD compuesto por 12 canciones que conservan y revitalizan el mismo espíritu y el sonido característico de su música, una mezcla de rock psicodélico y pop psicodélico, marcado por armonías exuberantes, guitarras acústicas, teclados, percusiones y un intrincado trabajo de guitarras. Aunque ninguno de los discos de la banda logró entrar en las listas de ventas en el Reino Unido o los EE.UU., a July se les recuerda por sus canciones "My Clown", "Dandelion Seeds" y "The Way", que han sido incluidas en una serie de recopilaciones con los años.

Si ya el álbum original editado por Major Minor en el que están contenidas estas canciones también es prácticamente inencontrable, cuando aparece alguna copia en LP y ésta llega a alcanzar un valor casi inadmisible para la mayoría de los mortales, al menos siempre nos quedará escucharlo en sus varias reediciones posteriores, tanto en LP como en CD, como la realizada por el sello español Guerssen en 2011, con una calidad de sonido excelente. Si dispones de una ó varias cuentas con algunas plataformas de música en 'streaming', el álbum está disponible en ellas.








Creative Commons By-Nc-Nd 3.0 Licence

Creative Commons License
Esta web está protegida bajo una licencia de Creative Commons.