sábado, 24 de febrero de 2018

La magna obra "Hergest Ridge" de Mike Oldfield, en su versión para ZX Spectrum 128K


Se me pasó totalmente por alto hablar aquí, en su momento, de una última producción que yo materialicé con un ZX Spectrum 128K y en BASIC, antes de pasarme poco a poco a crear y hacer adaptaciones musicales para este mismo ordenador, pero usando trackers específicos, en una progresión por hacer algo más trabajado en este campo hasta el momento presente.

Hará unos cuantos años, por 2011, que después de mis previas experiencias convirtiendo álbumes completos de Mike como fueron en su dia "Tubular Bells" en 1988 y "Ommadawn" entre 1999 y 2001, me dio por recuperar aquella virtud que tuve con ese ordenador que en su momento fue bastante popular en España, emprendiendo de nuevo el camino con otro de sus discos de su etapa más sinfónica, eligiendo "Hergest Ridge" para esa ocasión.

De entrada, no tenía absolutamente nada con que hacer la adaptación, pero a base de escuchar minuciosamente el disco, nota por nota, y quedándome con lo más sustancial del mismo (porque no todo puede caber en tres canales de sonido), fui componiendo el programa de forma pausada. El proceso de elaboración del código fue algo costoso y tras casi dos meses de trabajo pude acabarlo. También me encargué de diseñar una pantalla de carga que refleje enseguida la intención de este software. Automáticamente, envié el programa a alguno de estos sitios dedicados al ZX Spectrum para que, quien quisiera conocerlo y escucharlo en su ordenador, se lo bajase.


Mi programa está disponible como archivo descargable desde World Of Spectrum y Spectrum Computing, de forma totalmente gratuita. Se puede usar con emuladores conocidos como Spectaculator 8.0 (shareware), ZX SPIN, Fuse, ZEsarUX y tantos otros. De alguna manera, y tras compararlo con mis otras versiones sobre música de Oldfield, resulta que lo valoro mucho más que los anteriores, aun con sus virtudes y sus defectos, que los tiene como casi todo en esta vida. Creo haber acertado en la manera de digitalizar la vasta instrumentación de la obra a reducidos bits de información.

He creado una playlist solo accesible desde el servicio de música en streaming Deezer. Se supone que cualquiera puede escucharla, si se tiene una cuenta con Deezer, ya que la tengo activada como que es de acceso público. De no ser así y no escucharse (alguien me comentó que no sonaba), al menos tuve la previsión de pasar todo el contenido musical del programa a formato de videoclip y subirlo a DailyMotion. Ya no me fío absolutamente de YouTube, así que, por si las "flies", decidí utilizar otra plataforma.

Espero que os guste.



Hergest Ridge (ZX Spectrum 128K) Parte 1 - http://dai.ly/xoedhm



Hergest Ridge (ZX Spectrum 128K) Parte 2 - http://dai.ly/xoedva


Esto es solamente una versión "fan made". Para que quede bien acreditado a quién pertenece la banda sonora original a que se refiere esta adaptación, hago la siguiente constatación: no hay fin lucrativo alguno con la publicación y distribución de una mera adaptación de una obra musical. No se está publicando la obra original, sino una versión computerizada, sobre el cual se supone que no se tiene que emprender alguna acción legal. Dicho lo cual, sí hago constar el copyright de la obra original llamada "Hergest Ridge", de la cual es autor Mike Oldfield y publicada en 1974 por el sello discográfico Virgin Records.

(C) (P) 1974, Virgin Records
(C) (P) 1974, Oldfield Music Ltd

Versión ZX Spectrum: (P) 2011.

Reflexiones en voz alta

Me he recuperado de un pequeño bajón que he tenido durante esta semana y tras darle varias vueltas, he decidido borrar mi anterior entrada, en la cual decía, entre otras cosas que se me pasaron por la cabeza, que pensaba dejar de escribir para este blog. La vida sigue y el blog también, así que tenéis esferas musicales para mucho rato (eso espero... XDDD ), aunque seáis muy pocos lectores. Quizás tengo que darle más visibilidad en las redes sociales que frecuento, pues es lo más inmediato que tenemos hoy en dia. El ritmo frenético de la vida en el momento actual no nos da ni para reposar unas horas y tranquilizarnos frente al ordenador, pasar el rato leyendo y escuchando buena música, cuando no se tiene otra cosa que hacer en casa.

GIF cíclico de la película Koyaanisqatsi - Life Out Of Balance

Es una pena que dichas redes han ocasionado el declive de los blogs, en mayor o menor medida, según se comenta por ahí. Pero es de suponer que los incondicionales a La Esfera Musical estáis ahí para leerme de vez en cuando. También es verdad que no todos podemos decir lo mismo: unos más que otros tienen una serie de responsabilidades o prioridades en la vida que atender más que el propio Internet en sí y se sobreentiende. No obstante, saber que no soy un obseso de Internet, porque también tengo otras prioridades que atender fuera del mundo virtual.

Por suerte o por desgracia, dispongo de tiempo más que de sobra para hacer un poco de todo, a falta de una ocupación laboral o profesional que me dé para vivir todos los meses. Llevo sin trabajar desde comienzos de 2009, cuando se me acabó el contrato con una compañía naviera, en la que trabajé como auxiliar administrativo, y desde entonces he hecho lo imposible por volver al mercado laboral, sin mucho éxito. Cursos de formación, prácticas en empresas sin apenas remuneración, la crisis tanto económica como moral en este pais... En fin, no sigo que me enciendo de nuevo. Pero he hecho todo lo que he podido, pese a tener un muy buen currículum a mis espaldas.

Sin embargo, ahora que he sobrepasado la cincuentena de edad, prefiero adoptar otra filosofía. Cuento con bastante ahorrado como para mantenerme una larga temporada, me dedico a la venta de artículos de segunda mano, a falta de otra cosa, y al menos con eso voy aumentando mi cuenta de ingresos, aparte de haberme hecho previsor y contratar unos fondos de inversión para lo que me pueda deparar en el futuro. La vida seguirá con sus avatares y sus misterios, pero trataré de salir adelante con la mejor cara posible y no darle la espalda a todo lo bueno que me ha pasado. Y la suerte proveerá, más tarde o más temprano. No soy creyente ni religioso, ni falta que me hace. No necesito creer en amigos imaginarios que solo existen en las mentes más cerradas y poco inteligentes del planeta. Ya somos demasiado adultos como para seguir creyendo en esas patrañas. Ojo, respeto quien las crea, pero no las comparto. Allá cada uno con su forma de entender la espiritualidad, pero a mí no me harán cambiar mi manera de pensar, pudiendo tener capacidad para ello y poder transmitir algo de pensamiento crítico, de vez en cuando, que buena falta nos hace.

Al margen de eso, no me faltan apoyos, como los que he tenido en estos dias atrás. Y los agradezco todos. Es imprescindible tener amigos para saber apreciar lo bueno de la vida y, por suerte, los tengo, tanto en mi ciudad, como en otras tantas y con los que procuro mantener un contacto puntual muy de cuando en cuando y no perder comba. Algún dia me gustaría encontrarme con gente que me aprecia por lo que soy, por lo que aporto en mayor o menor medida a algunas comunidades y ciertas escenas musicales, y que viven en diferentes puntos del planeta, pero es imposible estar en todos ellos. En la medida de mis posibilidades, quiero hacerlo en su justo momento.

Yo sé al menos de alguien a quien me gustaría conocer en persona, después de largo tiempo y que, a raiz de mi anterior y cesada entrada, me dio un impulso nuevo para seguir adelante, como también lo han hecho otros compañeros en estos dias pasados. Espero hacerlo algún dia, Pepe, y tomar unas cañas o lo que nos apetezca. Gracias y un abrazo.


domingo, 18 de febrero de 2018

Videojuegos: Disney Magic Kingdoms (Gameloft / Disney, 2016-2018)

Mi anterior PC ya daba muestras de cansancio, así que no he tenido más remedio que echar mano del bolsillo para comprarme una nueva torre con lo necesario. Así, y al introducirme en su sistema operativo Windows 10, después de muchos años bregando con Windows XP, me dio por curiosear entre sus numerosas opciones y he visto cosas interesantes. El tener este nuevo equipo no solo me sirve para desenvolverme a mi modo con el nuevo s.o. que apenas había conocido hasta ahora, sino también para seguir trabajando con mis varias aficiones dando información sobre diversos temas en los sitios en los que suelo moverme dentro de Internet: redes sociales (Facebook y Twitter, principalmente) y mis blogs de cabecera: el presente, al que me gustaría dedicarle más tiempo del que debería, Program : Bytes : 48K y Proyecto BASIC ZX, estos dos últimos más centrados en la arqueología del videojuego, por así decirlo.

Quería usar este blog para hablar de un videojuego que no tiene apenas nada de "retro", pero sí que llama a la nostalgia de nuestra infancia y el universo creado por Walt Disney con sus muchísimos personajes: Mickey, Goofy, Donald, Daisy, la bella Durmiente, Cenicienta y tantos otros: Disney Magic Kingdoms, desarrollado y publicado por Gameloft, bajo la entera supervisión de la compañía Disney, a partir de 2016 y que sigue estando vigente a dia de hoy. El sistema Windows 10 incluye accesos, desde el menú de inicio, a diversos contenidos como también aplicaciones online entre las cuales se encuentra este videojuego en concreto, junto con Minecraft y March Of Empires: War of Lords.

Últimamente me ha dado por explorar el mundo de Disney a través de este videojuego, principalmente creado para Android e iOS y que está orientado más como un juego social online, pero que en el PC no da soporte a conocer la experiencia del mismo con otros usuarios. Así lo llevo viviendo desde su inicio, pero me da igual. Bueno, sí, rectifico, es posible jugar en linea con otras personas, pero si es a través de los contactos que uno pueda tener en Facebook, en caso de tener cuenta, o por medio de MSN. Lo dejo a vuestra elección. Yo he preferido no dejar que participe nadie más en este videojuego, por no molestar. Si alguien desea jugar conmigo, que me pregunte primero, pero casi preferiría no ser invitado a la fuerza. El caso es que me ha "pinchado" ¡y de qué manera!

Disney Magic Kingdoms, como muchos supondrán, no es un videojuego al uso, puede ser casual si le vas a dedicar unos minutos de tu tiempo y es más de construir, a base de usar la magia que vas adquiriendo a cada paso, el parque temático Disney de tus sueños, con los clásicos personajes de toda la vida, más los recién llegados procedentes de franquicias como "Piratas del Caribe", "Monsters y Cia." o "Zootrópolis".


Cada área del juego que vas abriendo con la ayuda del mago Merlín, Mickey y sus amigos, es un lugar perfecto para cada construcción, detalle o decoración que quieras añadir. Éstas, a su vez y dentro de un periodo de tiempo determinado para cada una de ellas, te van a facilitar la tarea de trabajar en perfeccionar el parque, pues te irán proporcionando botellas de magia que servirán para dar la bienvenida a nuevos personajes, desbloquear zonas y otras atracciones, ocultas bajo el poder de Maléfica, la principal rival en Disney Magic Kingdoms. Las gemas hay que usarlas con sumo cuidado. Hacen el mismo efecto que las botellas de magia pero tienen un mayor valor. El inconveniente, como ya habréis advertido, es que si queréis tener más gemas, no habría más remedio que pagar online, mediante tarjeta de crédito o PayPal, por un lote de ellas de las varias opciones que te dan por una determinada cantidad. De cuando en cuando, conviene visitar uno de los edificios del paseo principal pues entrando en él y dejando que pasen un par de anuncios, se te acumularán dos gemas a tu haber.

Un elemento fundamental es que haya la mayor felicidad posible en todo el reino de Disney. Niños y niñas procedentes de todo el mundo vienen dispuestos a pasarlo bien y varios de ellos expresan sus deseos de lo que quieren hacer, por medio de unos bocadillos de cómic e indicando lo que prefieren ver (desde atracciones a personajes). Si les damos lo que quieren, el parque recibirá un porcentaje de felicidad y es necesario que éste se mantenga en torno al 100%.

En otro edificio del mismo paseo, el banco de cofres, es donde ingresaremos todos los cofres que vayamos encontrando por el parque y los hay de varias clases y cada uno de ellos te podrán proporcionar desde puntos de felicidad, magia y ciertos elementos que serán necesarios en algún caso.


No obstante, dejo a vuestro libre albedrío el moverse por el parque temático de Disney y dar rienda suelta a vuestra imaginación

En esta página hay una excelente guía del juego y te da todos los pasos para cada situación, en función de los personajes actualmente disponibles durante la partida. La Wiki de Disney Magic Kingdoms no solo detalla lo que va pasando en cada momento, sino que te va transmitiendo lo que se necesita hacer para ir desbloqueando plazas, construcciones y nuevos personajes. Cuantas más construcciones y puestos de ventas (hamburgueserías, quioscos de dulces y merchandising de gorras, guantes y otros productos) establezcamos en el juego, más magia para seguir aumentando y extendiendo el parque hasta el infinito y más allá. Al principio, nos parecerá algo complejo de entender, pero poco a poco nos daremos cuenta de que no lo es tanto, pero hay que ir con bastante tranquilidad y dedicarle al menos unos minutos, como dos o tres veces al dia. Tampoco más. No veo necesario estar constantemente pegado al móvil o al PC, pendiente de este videojuego, o se estaría ante un problema psicológico algo serio.


El problema que le veo a esta versión para PC, como me imagino que en las plataformas Android e iOS, es que necesitas conectarte casi a diario para aumentar la magia que se va generando en el parque, además del posible gasto que se habrá de desempeñar en determinados momentos del juego si nos quedamos sin gemas. Eso sí, como tantos otros juegos piramidales, el juego puede eternizarse y llegará a cansar tan pronto como nos demos cuenta de que parece que no llegamos a ninguna parte, aun siendo la jugabilidad algo lineal, si bien puedes saltártela de cuando en cuando para obtener la mayor cantidad posible de magia para seguir adelante. Aun así, llevo como un mes y pico con el juego y no termino de desengancharme de él. Lo más probable es que más pronto que tarde acabe hartándome de él, pues me ocupa buena parte de mi tiempo y necesito invertirlo en otros quehaceres más importantes, eligiendo entre desanclarlo del menú de inicio o simplemente desinstalándolo.

La aplicación es gratuita y se descarga desde Microsoft Store o desde este mismo enlace.

Recomendación dominical: Sergio Zurutuza - Souvenirs (2009)

Semanalmente y cada domingo pondré un disco enlazado a Spotify, de entre los publicados por artistas noveles que de un tiempo a esta parte se van dando a conocer y considero deberían llegar a un público algo más amplio y espero ayudar con ello desde mi blog. Empiezo por este joven músico, bastante prometedor y con un gran talento para componer temas relajantes o con cierto poderío instrumental, entre el rock ambiental y la new age.

1. Souvenir - Parte I (Y Si el Viento Viene) y Parte II [No Pienso Huir] [feat. Olatz Isasa Voz] (10:05)
2. Souvenir - Parte III (9:16)
3. Souvenir - Parte IV (4:25)
4. Souvenir - Parte V (3:44)
5. Souvenir - Parte VI (5:53)
6. Souvenir - Parte VII (2:47)
7. Souvenir - Parte VIII (8:35)
8. Souvenir - Parte IX (5:23)
9. Souvenir - Parte X (9:37)
10. Souvenir - The Final Wind (1:26)
11. Souvenir - Bonus Track 1 - Shira (4:54)
12. Souvenir - Bonus Track 2 - Creditos B.S.O. "Las 2 Caras del 8" (3:00)
13. Souvenir - Bonus Track 3 - Viajes al Sur (A Julen) (4:04)
14. Souvenir - Bonus Track 4 - Sizigia (a "K") (5:28)

© 2009 - ℗ 2012 Sergio Zurutuza

Página de Sergio Zurutuza en Facebook.

Álbum disponible también en iTunes.

martes, 9 de enero de 2018

Las sintonías de aquellas series televisivas

Para quienes tengan algo de memoria selectiva y recuerden algunas de las series emitidas en televisión entre los años 60 y 80, seguro que en muchos casos ese recuerdo les llegue muy de vez en cuando gracias a la red, sobre todo el canal YouTube y la posibilidad de navegar por su recóndita web en busca de algún fragmento de aquellas series que marcaron nuestra infancia o adolescencia. Si no fuera por Internet, posiblemente ese recuerdo se reduzca a tan solo instantáneas fugaces en nuestra mente, "frames" discontinuos de escenas memorables y trascendentales de aquellos seriales que tanto se emitían por primera vez como que, posteriormente y en algunos casos, llegaron a reponerse en algún canal autonómico. ¿Qué sería de dichas producciones televisivas sin sus correspondientes bandas sonoras, algunas de ellas reconocibles a la primera y que aún perduran y perdurarán tan solo en la memoria de aquellos que vivieron esas décadas frente al televisor?

En Spotify se pueden encontrar diversas recopilaciones con temas originales o regrabados por otros artistas de aquellas sintonías. También YouTube es una buena plataforma para tratar de localizar una música concreta de una serie concreta, aunque no siempre se encuentra lo que se desea. Con posterioridad y en próximas entradas, iré publicando una serie dedicada a un tema o sintonía perteneciente a una determinada serie televisiva, hablando todo lo que sepa sobre ella y su posible existencia en formato de disco sencillo o LP.











Creative Commons By-Nc-Nd 3.0 Licence

Creative Commons License
Esta web está protegida bajo una licencia de Creative Commons.